Etan Becerra

Entrevista

Etan Becerra

Autor de Juego de Números

banner_juegodenumeros
Hola, Etan… cuéntanos un poco acerca de tu relación con “Juego de números” ¿qué tanto hay de ficción y qué tanto de realidad?

Hola, oye un gusto estar con ustedes. Qué tanto es tantito, ¿no? La verdad, así de cuates, la verdad es que me hubiese gustado tener esa imaginación para haber creado esta novela, este es uno de esos casos en donde la realidad supera la ficción, y la supera con creces. La imaginación me dio para relatar la historia, y la vida se encargó de mandarme a personas tan tan pero tan enormes que lo único que se me ocurrió a mí fue hacer esta novela. Todo pasó probablemente no en ese orden, pero ya sabes lo que dicen, el orden no altera el resultado, en este caso, Juego de Números resultó tan enorme como su gente.

“No se trata de las ventajas que puedas o no tener en la vida; como lo dije en el libro: no se trata del tamaño del perro en la pelea, sino del tamaño de la pelea en el perro.”

Tu novela habla de un tema cercano a cualquier persona ¿cómo lo hubieras enfrentado en la actualidad, viviendo en Escocia y con la pandemia del COVID-19? ¿Qué sería distinto?

Pues que ya sé de qué va, ya está más difícil dormirte al velador, ¿no? Siendo honestos, siempre habrá crisis, siempre habrá algo que te saque de ritmo; en la novela ya no me dio tiempo pero justo después se vino la crisis financiera del 2008 y luego la influenza en México. Siempre tendremos problemas que afrontar, la verdad de las cosas es que la única diferencia es con qué ganas los enfrentamos. Con qué mentalidad vas al campo de batalla, ahí esta el secreto. No se trata de las ventajas que puedas o no tener en la vida; como lo dije en el libro: no se trata del tamaño del perro en la pelea, sino del tamaño de la pelea en el perro.

Perfil_Etan
Cuéntanos cómo vives esta temporada en tu lugar de residencia y en tu trabajo ¿cómo la pasa el autor de una novela llena de incidentes en este contexto de epidemia mundial?

Como todos, encerradísimo. Cuarentena obligatoria, podemos salir a hacer el súper y a hacer ejercicio, pero nada mas. Y salir a hacer ejercicio en estas condiciones es tan apocalíptico, calles vacías, sin coches ni personas, y solo tú en el medio, es un poco tétrico. Dicen que todo está en que tengas una rutina, cosas que hacer, y he aprovechado para hacer cosas que tenía pendientes, ya sabes: arreglar cosas aquí en el depa y reacomodar cosas en los cuartos. Eso sí, por salud he limitado mi acceso a redes sociales y a información tendenciosa. Tengo una pila de libros por leer ahora que no hay prisa en el mundo. Ahí vamos, seguros que esto también pasará.

 

Cuéntanos cómo ha sido la reacción de tu familia y tus amigos frente a la publicación de tu libro.

Fue súper inesperado y de total sorpresa, a mi circulo inmediato les avise antes de la publicación, a cada una de las personas que aparecen al final de libro, también les avisé para que supieran de que iba. Y ya cuando fue oficial en mis redes, fue de sorpresa y de orgullo, muchos saben que desde siempre escribo pero era escritor de clóset, entonces ahora ya afuera, pues les dio mucho gusto. En general el libro fue muy bien recibido, de esas sorpresas chicle bomba.

 

“…salir a hacer ejercicio en estas condiciones es tan apocalíptico, calles vacías, sin coches ni personas, y solo tú en el medio.”

 

A tus lectores y lectoras les gustaría saber qué lees ¿nos recomendarías un libro?

Te soy honesto, cuando se trata de lectura soy súper promiscuo, y es que así deberíamos de ser, leer de todo, de todo, solo que también lo hago al mismo tiempo, leer varios libros al mismo tiempo. El pueblo soy yo, de Enrique Krauze, Stasiland, de Anna Funder, Reach de Andy Molinsky, Grit de Angela Duckworth, Unshakeable, de Tony Robbins. También gustos culposos, como Corin Tellado o Paulo Coelho, y temas que me apasionan como el espionaje durante la guerra fría, y emprendimiento. Te digo, de todo un poco.


Creo que también les gustará saber si ya tienes en mente tu próximo libro.

Ya se está cocinando, a fuego lento, a veces lentísimo, pero ya viene, es de amores de esos que nos enseñan a voltear a otro lado, que nos enseñan a ignorarlos, es inevitable que te rompan el corazón, pero no te tienes que cortar cuando levantas los miles de pedazos del suelo. Ahí va, espero que salga pronto.


Por último, estoy seguro de que a tus lector@s les gustaría el contacto directo contigo ¿cómo te pueden encontrar en redes sociales?

Yo encantado, en Facebook: etanbecerra y en twitter:  @et4n, sería un placer. Te agradezco muchísimo la entrevista, vino a romper la “rutina” de estos días.

Juegodenumeros600x525

Juego de números

“Juego de números” se trata de un relato fresco y dinámico que nos permite disfrutar de paisajes, de la compañía de los amigos y de la familia de un joven mexicano que, en sus veintes, hace frente al juego numérico de un crédito del que forman parte él y sus cercanos. No se trata de un proyecto pretencioso, sino de palabras honestas que traslucen la calidez y el espíritu bohemio de un joven que encara la exigencia de sus consistentes saldos rojos. Estos saldos se entrelazan con una búsqueda personal, que equilibra la responsabilidad fraterna con sus primeras definiciones vitales. La concreción, cercanía y vitalidad de los personajes de este relato, contrastan fuertemente con la abstracción, lejanía y exigencia de los números enajenantes de una deuda. El autor nos permite transitar junto al personaje entre estos dos polos, en los que se juega la espontaneidad y la gratuidad de este joven. Es así, que este relato nos introduce a los sentires y pensares de un joven que pertenece y no, al mismo tiempo, a un mundo corporativo, ya que, curiosamente, lo que le resulta extraño es lo que precisamente le entrelaza con sus redes de afecto y le da claridad de destino.La intensidad y emotividad del personaje le permitirán al lector recorrer las secciones y los capítulos de su vida con la transparencia propia de un joven. Es un relato para quienes disfrutamos de la humanidad que subyace en las emociones, acompañadas con juicios rápidos, concluyentes, o de enseñanzas que abren espacio a una plática cercana entre amigos; conversaciones que no pretenden más que gozar de las presencias alrededor de una mesa, o que dan cabida a momentos reconfortantes acompañados de pequeñas y sencillas cosas que se vuelven significativas. Curiosamente, al final del relato, quizá para el lector pasé a segundo término el desenlace de la historia crediticia y permanezca una sensación grata de haber conocido y caminado junto a este joven.

¿En dónde quieres publicar hoy?

Packs Profesionales | Packs Promocionales

Abrir chat