Kafme

Entrevista

KAFME

Autora de Mi abuelo Lucio y el miserable pueblo del Limón

También disponible en:

                 

“Robé libros varias veces, algunos los devolví y otros los perdí, me fascinaba el género de terror, era más como esa sorpresa de que un libro me hiciera sentir tanto.”

 

Hola, Kafme… cuéntanos un poco acerca de tu libro ¿Qué tanto hay de ficción en un tema como el que desarrollas, asumiendo que tus personajes y el pueblo del Limón son ya surrealistas?

La única ficción que existe es la falta de percepción a la magia que está ocurriendo todo el tiempo, en Mi Abuelo Lucio y el Miserable Pueblo del Limón estoy dando vida a la realidad que se ve alejada desde la actualidad, la cual se preocupa por sacar un nuevo teléfono con lo mismo que hace el anterior cada año. Se cree ficción a personas de esos pueblos existiendo y deseando que haya algo diferente en sus platos de comida cada día; ellos ni siquiera pueden refugiarse en el amor puesto que aún no saben como dejarlo salir. No hay nada de ficción en este libro, la única ficción puede crearse desde la realidad que lo está leyendo.

 

Tu libro muestra la difícil realidad de los pueblos centroamericanos y de la migración ¿cómo imaginas que la pandemia global que ahora vivimos afecta a estas personas? 

El Limón es un modelo de vida que se replica en lugares que no aparecen en su totalidad en los radares de un satélite, las noticias de actualidad de por sí llegan tarde a un país de tercer mundo.

Mis abuelos están recibiendo felicidad en medio de la desesperación mundial: una de sus hijas regresó a casa debido al cierre indefinido de su área laboral, están alejados de la ciudad viviendo en el campo, preparando pan en el horno de barro y compartiendo con su hija amada…esa que había cambiado las vacaciones en el silencio de las montañas por los aviones que la llevaron a Estados Unidos, el lugar de los sueños y que ya puede acceder de forma legal. Un gran triunfo para una generación que ha venido corriendo por los pastizales para no ser atrapados por migración, ella es la única hija que ha podido viajar hasta otro país por solo el deseo de conocer.

Puedo decir con seguridad que las caras de mis abuelos en Limón están más iluminadas por la compañía de su hija. Todos los hijos de Lucio salieron adelante sin salir a la calle a pedir dinero o delinquir, amarraron con los dientes cada parte de la escalera que construyeron para salir de aquella realidad en la que solo se pensaba en tener un plato de comida para el día siguiente.

Los pueblos de las montañas conservan a todos sus agricultores; habrá frijolitos y maíz para comer, no llegará ningún virus desde las Europas que no existen en su pequeño pedazo de tierra. Esperemos que esta cuarentena nos dé el tiempo necesario para encontrar una solución y que la inexistencia de centros de salud de calidad no llegue a las caras de los que sólo desean salir adelante.

 

Cuéntanos cómo ha sido la reacción de tu familia y tus amigos frente a la publicación de tu libro.

Di la noticia una vez publicado el libro, fue una reacción combinada de sorpresa y afirmación, fue como algo que esperaban, pero no sabían descifrar.

Mis abuelos se sienten honrados, en especial el protagonista. Me contaron que entró en negación, aún no puede creer que exista un libro que hable sobre él, esa reacción precisamente es mi inspiración. Mostrar que no importa de dónde vengas, si tienes algo que decir en cualquiera de las fuentes de expresión debes hacerlo, no existen los límites cuando la pasión empuja fuerte por salir. Se me ha dicho muchas veces “aterriza…”

“Mis abuelos están recibiendo felicidad en medio de la desesperación mundial: una de sus hijas regresó a casa debido al cierre indefinido de su área laboral, están alejados de la ciudad viviendo en el campo…”

A tus lectores y lectoras les gustaría saber qué lees ¿nos recomendarías un libro?

Comencé a leer libros en la primaria, el acceso era casi restringido, “una niña no puede buscar información apta para mayores” fue lo que me dijeron, al parecer se referían a los mapas y a las fotografías de libertad en los diferentes lugares del mundo. Robé libros varias veces, algunos los devolví y otros los perdí, me fascinaba el género de terror, era más como esa sorpresa de que un libro me hiciera sentir tanto. Escribo todos los días en este presente, el libro que recomiendo es aquel que leas por sentir y no por aprender, pues solo la experiencia te hará volar.

 

Creo que también les gustará saber si ya tienes en mente tu próximo libro.

Mi abuelo Lucio y el miserable pueblo del Limón es un libro que escribí el año pasado, acababa de llegar a Mexico para vivir, no podía entender por qué constantemente recordaba cómo se sentía vivir en ese pueblo, vi en Facebook una fotografía de mi abuelo con una de sus hijas que regresó de Estados Unidos después de irse ilegalmente hace muchos años, era una sonrisa que de verdad iluminaba todo el planeta, de ahí agarre el valor para contar un poco de su historia y de su relación con todo lo que lo rodea. Seguiré buscando cualquier oportunidad para seguir publicando todo lo que se me ocurra. Escribí mi primera novela a los 17 años, aún se conserva en un documento de word, tengo mucho material que se va incrementando con el pasar del los días. Espero dar a conocer cada uno por separado, también estoy escribiendo mis experiencias en mi blog desde hace casi cuatro años, puedes acceder a https://kafme.com/ y adentrarte en mi mundo. Seguro chocaremos los cinco en algunas de las experiencias registradas.

 

Por último, estoy seguro de que a tus lector@s les gustaría el contacto directo contigo ¿cómo te pueden encontrar en redes sociales?

Aparte del blog que es como mi casa, me puedes encontrar en Instagram como @kafme @kafmeblog y en mi página de Facebook como Kafme, también estoy en Twitter cómo @kafmee. Estoy en varias de las redes sociales tratando de hacerlo divertido, me gusta muchísimo la fotografía y su simplicidad para conservar los momentos de la piel joven.

Miabuelolucio600x525

Mi abuelo Lucio y el miserable pueblo del Limón

En este libro están algunas y a la vez todas las historias de los migrantes centroamericanos, los que se van y los que se quedan, porque pareciera que todos están solo de paso en cualquier sitio. Está la historia del abuelo Lucio y también la de mujeres como Yolanda, madre soltera en búsqueda del sueño americano y cuya tragedia personal es también la tragedia universal de los migrantes; o la de Oribel, cuya tragedia, como la de muchas mujeres en Latinoamérica, pudo haber sido evitada. En “Mi abuelo Lucio y el miserable pueblo del Limón”, Kafme nos relata los surrealismos de la vida y muerte de los centroamericanos; pueblos de madera y cartón, frijol y maíz, chismes y mitos… y pueblos en donde la muerte ensaya sus maneras más crueles y diversas, como si los pobres fueran también los conejillos de indias de un destino circular, eterno y persistente. Entre la crónica, la autobiografía y la ficción del realismo mágico, el relato de Kafme nos acerca a la realidad de los pueblos centroamericanos que, en pleno siglo del Internet, se conservan en una especie de limbo del siglo pasado. Este libro es un homenaje al abuelo Lucio, a Yolanda, a Oribel, a Sayda, a Mayde… y es también un homenaje para todos los habitantes del pueblo del Limón y de todos los “Limones” del mundo, un recordatorio de que no son una pieza olvidada en los movimientos del mundo.

También disponible en:

                 

¿En dónde quieres publicar hoy?

Packs Profesionales | Packs Promocionales

Abrir chat